¿Por qué no existen muchos coches bonitos y baratos?

Los gastos de fabricación de un coche feo y de un coche bonito, en muchos casos, son los mismos…entonces, ¿por qué los coches bonitos no son mayoría? Bueno, sí lo son en cierto modo, pero no es intuitivo ver porqué. Vamos a intentar reflexionar sobre ello en este artículo.

En primer lugar, si un fabricante de coches produce un nuevo coche bonito y barato que tiene, por sus características únicas, un gran acogimiento en el mercado, una estrategia común por su parte es incrementar el coste del mismo, normalmente en la siguiente versión del modelo. Es decir, como en toda economía capitalista, el valor de un bien tiende a ajustarse al que los compradores están dispuestos a pagar por él (Ref. 1). Por tanto, el coche que sigue siendo bonito, deja de ser barato a medio plazo.

Ahora vamos a complicar el asunto: imaginemos que el fabricante decide NO aumentar el precio porque prefiere vender más unidades con un menor beneficio, una técnica también habitual en el capitalismo (Ref. 1) ¿Qué consigue? Que las ventas sean muy buenas durante mucho tiempo: ¡ha conseguido el producto perfecto!…¿o no?

Imagina que acabas de comprar ese modelo de coche tan bonito y barato, estás contento porque ese día lo vas a estrenar en la calle. Según vas conduciendo por la ciudad con tu nuevo y flamante vehículo, empiezas a cruzarte con gente que conduce tu mismo modelo…¡hasta incluso el mismo color! ¿Cuáles son tus sensaciones? No es que tu coche te parezca feo de repente o algo así…es que te parece un poco menos bonito…más “normalito” por decirlo de alguna manera… ¿cierto?

¿Por qué? No es tanto porque sea vulgar (un concepto más asociado a una mentalidad aristócrata que cree en la diferencia de clases), sino porque es común. ¿Y eso qué importa? En nuestra percepción de la belleza hay un factor “diferencial”. Todo depende de lo distante que esté de nuestro nivel “normal” de belleza, que es muy cambiante en cada sociedad y persona (ver Ref. 2). Es  decir, nuestro coche parecerá más bonito cuanto más bonito sea en comparación con el coche “normal” que tenemos en la cabeza. Si lo que tenemos en la cabeza como coche “normal” es algo parecido a nuestro propio modelo de coche, éste evidentemente nos parecerá “normal” sin más.

No solo esto es importante: si nuestro coche es diferencialmente más bello de lo normal, mucha más gente nos dirá que nuestro coche es bonito. Por tanto, esa diferencia se realza y realimenta nuestra percepción (y nuestro ego). Si nuestro coche es “normalito” casi nadie nos dirá que es bonito, por tanto ante la omisión de esa opinión puede que hasta nos parezca feo con el tiempo.

Ese factor “diferencial” viene de la mano por lo que podemos denominar como factor de “exclusividad”: algo bello, si es raro, nos parece aún más bello. Algo feo, si es raro, nos parece aún más feo. Este factor está hiper-ensalzado por la publicidad en el siglo XXI, ya que para diferenciarnos de los demás en esta sociedad se nos empuja a la exclusividad: tanto es así que algo que a la mayor parte de la gente le parezca feo puede llegar a ser deseable si es exclusivo (mi admiración para los publicistas que lo consiguen). En nuestro ejemplo, si nuestro coche es bello y además es exclusivo, recibiremos piropos por él de forma mucho más habitual que si es bello pero más común. Eso es un valor añadido, no cabe duda.

Ferrari 488 GTB (Fuente: http://www.ferrari.com )

Ferrari 488 GTB (Fuente: http://www.ferrari.com )

Parte de esa exclusividad se consigue simplemente controlando la exposición temporal. Si vemos un Ferrari una vez al año por la calle nos parece más exclusivo que si lo vemos 1 vez al mes, aunque el número de Ferraris sea el mismo en nuestra ciudad. La sub-exposición produce también una idealización: si algo bello lo vemos poco y muy fugazmente tendemos a idealizarlo. Si ese mismo objeto lo vemos más regularmente…nos parece menos bello (¡hasta le sacamos defectos!). Los publicistas lo saben: ¿cuántos anuncios de modelos concretos de Ferrari has visto en la tele? ¡Ninguno! De la marca Ferrari sí (patrocinador de F1), pero eso es distinto: eso hace que confíes en la marca mientras que sus coches te siguen pareciendo bellos y exclusivos.

¿Qué hacen entonces los fabricantes de coches? Si detectan que van a producir un modelo que mucha gente percibe como MUY bonito, suelen optar por subirlo mucho de precio para además convertirlo en todo lo exclusivo que sea razonable para poder obtener más beneficio. ¿Cómo luchar contra eso? Es fácil: intenta recordar muy bien qué te pareció ese modelo de coche a primera vista, antes de saber nada de él. Eso es lo más cerca que vas a estar de tu percepción verdadera de su belleza. Esa percepción inicial luego de moldeará por sub o sobre exposición del producto, entre otras cosas: tu opinión está en manos de la publicidad.

Epílogo

Evidentemente, como ya he remarcado, la percepción de belleza es muy subjetiva, este artículo no pretendía ser una discusión sobre lo que es bello y lo que no lo es.

También es evidente que se puede ser la persona más feliz del mundo con el coche más feo del mundo, si no ¡pobres de nosotros! La publicidad nos asegura constantemente que eso no posible, ya hablaré en otro artículo sobre ello.

Nota

Si el ejemplo de los coches no te parece visual, imagínatelo con camisetas: un día ves por primera vez una camiseta que te parece preciosa. Un mes después la lleva todo el mundo…¿a qué ahora te parece un poco menos bonita?

Referencias

  1. “Principios de economía” G. Mankiw. Editorial Paraninfo. 2008 (4ª edición)
  2. “Historia de la belleza” Umberto Eco. Editorial Lumen. 2004
Anuncios

7 comentarios en “¿Por qué no existen muchos coches bonitos y baratos?

  1. Como “maneja” el pensamiento la publicidad: para que algo sea exclusivo no ha de ser ni siquiera bello, simplemente a de ser caro, parece que, a mas valor material, más exclusividad contenida. De acuerdo con que si un producto se abarata, no consigue entrar en ese círculo comercial de lo exclusivo y queda convertido en algo si no vulgar, si tan habitual que no capta la atención.

    Me gusta

    • Es muy cierto lo que dices Consuelo. Si todo lo que es exclusivo lo pusieran un precio razonable (es decir, dejara de ser exclusivo), sin duda mucho de ello no podría competir con productos de su precio. Juegan con el sentimiento que le provoca a la gente el tener algo exclusivo. Hay gente que se considera más especial si compra algo que no está al alcance de todos, aunque el producto en sí no merezca ese precio tan alto. La publicidad ha conseguido eso, es increíble.

      Gracias por tu aportación!
      Gonzalo

      Me gusta

  2. Muy buen artículo! Aunque introduzco dos apuntes para el debate: el valor de la exclusividad no es reciente ni fomentado por el capitalismo, está desde el principio como medida de valor para el hombre (oro, joyas, etc.). Y, por otro lado, los fabricantes no solo buscan exclusividad, hay fabricantes de coches de gama media que no invierten en grandes anuncios de publicidad, originales o de gran calidad, para que el comprador no los perciba como caros o no accesibles y, en muchas ocasiones, su beneficio es mayor que las marcas exclusivas (por el número de unidades como has comentado).

    La pregunta es ¿la normalidad es mediocridad?

    Me gusta

    • Alceste,
      Gracias por sus comentarios. En efecto, coincido con usted que el fomentar la exclusividad no es nuevo ni moderno. Quizá ahora tenga más relevancia dada la mayor difusión de la publicidad, eso es posible.
      También coincido conque hay fabricantes que huyendo de ese halo de exclusividad acaben vendiendo más coches. Es un uso curioso de la exclusividad, sin duda!
      Por último, no creo que la normalidad sea mediocridad, puede que lo sea para quien no se identifica con esa normalidad que tilda como mediocre (por tanto su normalidad es diferente)
      Un saludo,
      Gonzalo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s