La playa (#microrrelato)

Nunca llegué a aquella entrevista. Tampoco volví a la estación.*

Hoy, en el atasco diario, no me apetece escuchar las noticias. Muevo el dial y…quedo congelada por un grito: “Back in your arms” inconfundible el Boss.

Empiezo a respirar entrecortada, mientras el tráfico aparece borroso y la letra me va quitando la venda que con firmeza había tapado mis ojos.

¡Dios! ¿Qué día es hoy? ¿Y sí…? No, no creo que fuera posible…las fiestas son toda la semana…¡no puedo seguir viviendo así! ¡tengo que verle otra vez!

zumoDoy un volantazo y me dirijo a Barajas…histérica pregunto por el próximo vuelo a Ibiza…¡quedan plazas en Business! -Me da igual el precio, no me lo digas, cóbrame- insisto nerviosa.

Durante días vagabundeo en la playa entre turistas borrachos, con nervios y esperanza, pero sin mucha suerte. Cansada, me siento a tomar un zumo de mora mientras veo la gente jugar al volley. Alguien deja un zumo de mango junto al mío.

-¿Por qué estás aquí? Primero no me dejas besarte hace un año, no me llamas  y para colmo ni siquiera te paras a saludarme en la estación – dice Él, mirándome a los ojos.

– He necesitado tiempo para volver aquí – digo devolviéndole la mirada – No quería que fuera sólo una noche. No quería que acabara…y ahora sólo puedo pensar en volver a empezarlo.

Nos besamos.

* Este relato es la continuación de otro, llamado “La entrevista”. Pulsa aquí para verlo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s